Venta Bobito



Hoy damos paso a uno de esos lugares carismáticos y cercanos a la capital que sirvió como lugar de descanso y alto en el camino a tantos y tantos clientes desde que abrieran sus puertas a finales del siglo XIX. Un punto de encuentro singular y que guarda gran parte del encanto y atractivo de entonces, nos referimos a la Venta Bobito, un establecimiento referencia dentro del Aljarafe. La actual venta y como la conocemos hoy comenzó en una época difícil, corría el año 1939, un año duro para este país , suerte ha tenido de que haya llegado como es hoy a nuestros días

Ahora nos encontramos con la cuarta generación familiar al mando, esta popular venta de Valencina triunfa gracias a su simpleza, el trato cercano y a unos cuantos platos que le han dado fama por doquier. Este local se caracteriza por sus dimensiones, está a la entrada del pueblo, es fácil dar con él... con tan sólo ver la entrada. Terraza amplia al exterior, lugar de celebraciones con un aforo importante. Todo su interior es rústico, cargado de latas y botellas que sus dueños han ido coleccionando a través de todos estos años de vida, algo que lo convierte en singular y pintoresco. Salones grandes en su interior, y una barra a la antigua usanza para los momentos más informales.

Hablando de sus fogones, la carta del Bobito ha cambiado poco, pero con lo que tienen es suficiente como parada dar de comer sin descanso desde los desayunos hasta el cierre por la noche. Tienen un menú del día bastante aconsejable y a un muy buen precio pero si optáis por su carta tampoco os vais a quedar cortos. Conocidos son sus montaditos Bobito, que no lleva otra cosa más que pringá, se sirven todo el día y están para chuparse los dedos. Algo parecido ocurre con su carne mechada, y es que la carne y los guisos en este establecimiento tienen las de ganar.

Obviamente estamos ante un recinto clásico de comida tradicional y casera, no podían faltar su buen menudo y por supuesto su celebradísima Cola de toro, que junto a la caldereta de carrillá apunta a ser lo mejor de sus propuestas. Tampoco faltan los panes de la casa con jamón o pringá, los revueltos, el pescaito frito y unos postres caseros como la poleá, la leche frita o las mantas doblás, dulce típico de la localidad. Muy recomendable por precio y más si se acude en familia o en grupo grande de amigos.

En Venta Bobito habrá que dejar a un lado las exquisiteces y pretenciosidad de la urbe para dar paso al relax, el ambiente sosegado y cercano que nos brinda este folclórico y característico punto de reunión.


Dirección: Avenida de Andalucía, 21 (41907) Valencina de la Concepción

Teléfono: 955 727 040 

Web: Enlace

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.