Tasca Ramos



Lejos quedan ya los tiempos cuando Antonio Ramos fundó esta culinaria casa en el año 1982 y que ya ha visto pasar dos remodelaciones, la última en abril, hace bastante poco. El apelativo de "Tasca" se le queda corto pero es parte indisoluble de su nombre desde su creación y es que en Tasca Ramos se come como en un restaurante de postín señores, y menudo festín que se pueden dar.

Justo en uno de los extremos del municipio de Los Palacios y en una serie de calles estrechas podemos encontrar este pintoresco lugar, el cual hoy si bien su fisonomía no ha cambiado exteriormente (se mantiene bastante parecido a como era antes), por dentro es todo un espectáculo. Se nota el cuidado que han puesto en ofrecer lo mejor de lo mejor. No me equivoqué en ir cuando me recomendaron este sitio, ya tenía buenas opiniones y las expectativas estaban siendo altas, y gracias a Dios no me desilusionaron. 

Podemos encontrar nada más entrar la barra a la izquierda con sillas altas para tapeo. A la derecha unas cuantas mesas bajas donde sirven toda la carta, y justo al fondo está el comedor para comidas más copiosas con su clásica decoración taurina y con aperos de labranza. El resto luce de manera muy rústica como es habitual en el lugar pero con mucho encanto, con proliferación de azulejos, maderas, y la incorporación para su renovada carta, de una cámara frigorífica con la que asar carnes y pescados aparte de su carta con más de 50 referencias.

Es de esa cocina donde sale lo más sobresaliente del establecimiento. De sus fogones y de la atención que dan en el mismo. Nuestro almuerzo abrió con un aliño de Patatas alioli con gambas, una ración muy pero que muy generosa, perfecta para compartir, muy gustosa y de un alioli suave. Continuamos con un variado de croquetas excelente, Croquetas de salmorejo y de caña de lomo,  si las primeras eran cremosas las segundas tenían un toque fabuloso a ibérico, muy bien conseguidas.

A destacar también sus revueltos de la casa (con bacalao, con morcilla, con espárragos...) pero si hay un par de cosas que no deben faltar en la mesa son por un lado su Atún en salsa al Pedro Ximénez (ración o media ración) y por otro el Lomo de bacalao con tomate y gratinado de alioli (7€ unidad). Los dos platos que se deben pedir si se va, sobre todo el segundo, con un pescado blanquísimo y fresco sobre una cama de tomate triturado de Los Palacios para no dejar de mojar pan, en una palabra, exquisito.

Para terminar nada mejor que dejarnos aconsejar con el postre y lo que nos pusieron delante estuvo bastante acorde a la calidad anterior, Crepe con helado de piñón y dulce de leche, de gran tamaño, coronado por un tomatillo. Un dulce muy recomendable también para quien tenga suficiente espacio en su estómago.

En Tasca Ramos cualquiera puede tener su casa, cobijo, su sitio. Conviene reservar si se va en fin de semana; el rango de calidad/precio es bueno, está ajustado, lo que vaya a comer tenga por seguro que será de calidad. Un imprescindible desde ahora para Sabore@. Muchos éxitos para esta nueva etapa en Tasca Ramos.


Dirección: Calle Cardenal Spinola, 53 (41720) Los Palacios y Villafranca

Teléfono: 955 812 003

Web: Enlace

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.