Típico



Típico barra de tapas, nace como un concepto de establecimiento clásico y a la antigua usanza, no ya sólo como su nombre indica, pero a la vanguardia. Para comprender esto, empezaremos con que se sitúa en la confluencia de Pagés del Corro y San Jacinto, donde anteriormente estaba el bar y el comedor de La Blanca Paloma. La zona, en sus últimos tiempos y desde la peatonalización de la calle San Jacinto es un hervidero de gente y se multiplicará más cuando llegue la época de Semana Santa.

Lo reducido del local no es novedad, ya lo era antes de llamarse Típico, y aquello se llenaba. A la gente de aquí nunca le ha importado el comer de pie, es un rito ya. En su interior la decoración es clásica, destaca la barra llena de azulejos trianeros, otro de esos guiños costumbristas que tanto gustan hoy en día y en el barrio más. 

Es un sitio eminentemente de tapas (aunque se puede pedir raciones también) con una constante innovación pero sin perder de vista ni alejarse de las raíces. Una de sus particularidades es que abren todos los días, pero no sólo eso, sino que su cocina está abierta desde las 12:30 del mediodía hasta el cierre, nunca para. La carta, para mi gusto, ni es corta ni es extensa, contiene lo esencial para todo tipo de sibaritas, añaden varias tapas fuera de carta mostradas en pizarra, platos de cuchareo, guisos y hasta arroces.

Entre otras delicatessen, pudimos probar su Ensaladilla de pollo con emulsión de curry mango, una de sus especialidades, algo clásico como lo es la ensaladilla pero vanguardista al añadir una mezcla que casa muy bien con el aliño. Alcachofas al Jerez, fantástica combinación de un salteado a la plancha y unos ajitos con jamón. Lingote de cochinito, a pedir de boca, una exquisitez: la carne se deshacía, muy tierna y de grandes contrastes. Magret de pato, nuevamente muy buen manejo de la plancha, la grasa del magret ponían el listón alto otra vez. El Risotto quizás fuera de lo menos espectacular, ya no tanto por su acabado y presentación, sino más bien por la falta de intensidad. Ya fuera de carta, había ganas de guiso y no dudamos mucho antes de pedir su Cocido, de buena ejecución, sencillo pero a la vez potente, con todos sus avíos, para mojar pan y rebañarlo todo.

Ofrecen también postres, pero tras el copioso almuerzo no dimos con más. A la próxima no lo dudaré. El servicio y la atención fue más que correcto, y el rango de precios está muy bien para la calidad que ofrecen, no son tapas precisamente pequeñas y hablamos de un precio por tapa alrededor de los 3, 3.20€. Increíble y para la zona en la que está. Lo único que veo es que quien quiera comer sentado lo va a tener complicado, no aceptan reservas así que a falta de espacio la barra siempre sera bienvenida. Espero que este sólo sea un gran comienzo para lo que queda por venir, porque buenos mimbres los tienen, un trabajo muy bien hecho sí señor.


Dirección: Calle Pagés del Corro, 86 (41010) Sevilla

Teléfono: 955 704 941

Web: https://tipico-barra-de-tapas.negocio.site/ 

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.