Puro Tinto Centro



El vino, ese delicioso elixir que llena de dulzor, de amargor o de frescor los paladares más exquisitos nunca deja de sorprendernos, y para bien. Se pueden sacar de él mil historias y variedades que jamás se repite, inalterable en el tiempo. Si a eso le sumamos un tapeo digno de compartir mesa con semejantes uvas el resultado nos da Puro Tinto Centro, un moderno local de corta vida hermano pequeño de su homónimo y exitoso espacio de Tomares. El hostelero Alejandro Chaves no ha dudado en repetir el buen hacer del Aljarafe y transportarlo al barrio del Arenal con mucho detalle y calidad, detalles que se ven desde su cuidada entrada y calidades en el producto, de un nivel superior. 

El establecimiento combina la sobriedad de la zona en la que se ubica y la elegancia de la madera con tonos claros, azulados y pastel jugando un papel principal, cómo no, la luz que entra de los amplios ventanales. Situado en la esquina de dos calles, Puro Tinto Centro da opción en su no muy amplio interior a tapeo o sobremesa más casual y rápido en mesas altas y una más cuidada comida serena y plácida en mesas bajas, sin desmerecer tampoco su elegante barra.

La carta es la que hay en Tomares, con referencias al producto de temporada, al autóctono y dando siempre una vuelta de tuerca más y arriesgando con innovadoras propuestas que nacen de lo clásico. Aquí la carta de tapas es más cambiante eso sí, hay muchas opciones fuera de carta siempre lo que hace que la comanda de una segunda visita cambie por completo. Detalles como el picoteo que te dan al pedir las bebidas siempre suman puntos y ganan adeptos.

Yendo a lo tradicional pedimos su ensaladilla, pero no cualquier ensaladilla, aquí es bastante original y tiene un sabor que la hace más especial aún, se trata de la Ensaladilla negra de calamar con mayonesa suave de remolacha, un gran acierto y ojo porque las tapas están bastante bien de tamaño, no sólo por ésta sino también por las que vinieron después. Seguimos con un Cous cous de fresas con abanico ibérico y mermelada de jengibre, fusionando lo salado y lo dulce de manera armoniosa hasta llegar a una Carrillada ibérica al Merlot con parmentier de trufa, exquisita en conjugar ambas texturas y el punto tan tierno y jugos de la carne. Sumar también una Suprema de corvina en base de apio-nabo, otro manjar del que es difícil no probar... y a todo esto, regado con el mejor de los caldos, muchas denominaciones de origen se reúnen en su amplia bodega, sin llegar al número del gastrobar de Tomares, pero manteniendo la esencia de vinos andaluces y nacionales, muchos de ellos servidos también en copa.

Una corta selección de tapas, ampliada con sugerencias fuera de carta a unos precios que rondan entre los 4 y los 8 euros completan una correctísima apuesta en pleno centro de la capital y a mano tanto de turistas como de público general que abarrotan los bares de la zona. Sin duda, un sitio donde copear bien, comer sano y de calidad y que repetiremos a la vuelta del verano. Una de las aperturas de este año.


Dirección: Calle Pavía, 12 (41001) Sevilla

Teléfono: 649 354 857 

Web: Enlace 

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.