Palo Cortao



El boom de la cultura del vino se ha instaurado fuerte en Sevilla en los últimos años, al igual que existen numerosas empresas cerveceras artesanales también han despegado muchos gastrobares ofreciendo una selección de vinos muy acorde a estos tiempos y bien maridados con una aportación de platos que casan perfectamente con el juego de uva. Palo Cortao podría ser el perfecto ejemplo de ello, Ana es enóloga y junto a Ángel, cocinero, abrieron este local en 2016 que posteriormente han reubicado por falta de espacio, junto a la Plaza Cristo de Burgos como restaurante de tapas y platos.

La cuidada selección de vinos y platos tiene su origen y base en los vinos gaditanos y en producto de temporada que va cambiando a la sazón que su carta, donde podemos ver una renovación constante de sus platos. El local se nos presenta con una terraza al aire libre, una barra extensa y alargada y un salón interior al fondo todo muy estilo retro, clásico y a la vez moderno y rompedor. Es recomendable reservar puesto que a pesar del espacio que tienen, éste suele estar lleno y ya ni hablemos los fines de semana. Con el cambio de ubicación han ganado en amplitud y comensales.

Volviendo de una cata cercana a Santa Catalina hicimos parada en Palo Cortao guiados por las buenas opiniones y el boca a boca. La carta abarca sobre todo pescados marinados, frescos y de temporada y también guisos, uno que particularmente nos atrajo fue el Arroz cremoso de ortiguillas y berberechos, con un fuerte y espléndido sabor a mar que seduce desde la primera cucharada, algo novedoso que es posible que no atraiga a todas las persona pero el que quiera experimentar va a salir satisfecho. 

Los Puerros confitados con carbonara de mejillones y langostinos son otro de los aciertos del establecimiento, emplatados parecen más bien canelones, es sorprendente la mezcla y fusión de sabores que llegan a experimentar muchas de sus creaciones. Tanto o más original fue la Caballa a la llama con tirabeques, como si de un tataki se tratara, la caballa estaba muy tierna y los tirabeques parecían el complemento perfecto para tal plato. Hemos de añadir que la gran mayoría de la carta se mueve en unos términos saludables, siempre manteniendo una coherencia a pesar de los cambios que hayan.

Las Alcachofas con tataki de pato y royal de foie fueron el colofón a nuestra cena, una cena diferente, renovada y exótica con mucho protagonismo al producto del mar. La atención fue en todo momento buena y con recomendaciones por medio. El precio de los platos varía entre los 6 y los 10€, euro arriba euro abajo. Un local, Palo Cortao, a tener en cuenta por el centro y que seguiremos de cerca con sus novedades.


Dirección: Calle Mercedes de Velilla, 4 (41004) Sevilla

Teléfono: 649 446 120

Web: Enlace

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.