Mesón La Portada



En el corazón del Aljarafe sevillano, cerca de la carretera que comunica Olivares con Sanlúcar la Mayor se encuentra Mesón La Portada, uno de esos asadores y terrazas con pedigrí y con historia, una historia que se remonta a 1989 y que hasta hoy pasó de un mesón a todo un salón de celebraciones. Fundado por Manuel, el patriarca, y sus hijos posteriormente, hace ya más de 10 años que se quiso dar un paso adelante e innovar con la carta, ese fue el primer paso para lo que vino después, un servicio de catering conocido como Emilio La Portada para dar cabida a numerosas celebraciones de todo tipo: presentaciones, bodas, comuniones, bautizos, cenas de empresa... y por fin conocerlo tal y como es a día de hoy, plenamente actualizado pero sin perder las raíces que lo llevaron a ser famoso por lo que son: sus carnes a la brasa.

El restaurante se centra sobre todo en la buena materia prima y en una cocina andaluza y tradicional cercana y de calidad. Ayuda bastante sus amplios salones, la tranquilidad que se respira y lógicamente, en este tiempo que estamos, su soleada terraza, todo un reclamo para el público. Un perfecto matrimonio es el que conjuga sabrosas tapas con una apañada terraza, y este establecimiento lo cumple.

Aunque si bien las tapas ya son buenos alicientes lo que de verdad es el mayor incentivo son sus carnes y revueltos (dejaré a un lado el pescado). El Revuelto de bacalao dorado que probamos estaba muy jugoso, apetecible a simple vista y delicioso una vez probado, nos llevamos una más que aceptable impresión. En sus carnes, como no podía ser de otra manera, no encontramos "peros" algunos. Una carta donde figuran desde el solomillo y el chuletón de ternera, la presa, el secreto ibérico o incluso el codillo o la paletilla de cordero, todo a pedir de boca, la carne en su punto, con un acompañamiento justo de papas arrugás. Por contra, guiándonos por las buenas impresiones que avisaban de la importancia de su atún, su pez espada o del pescado frito, no nos agradó del todo la experiencia. El cazón en adobo que pedimos no estaba lo blanco que se espera de él, bastante chicloso y gelatinoso que hacía difícil la ingesta. Una pena.

Lo que sí podemos recomendar encarecidamente es pedir de postre su Tarta de queso, mención aparte su fina capa de frutos rojos, un espectáculo para el paladar.

Por concluir podemos decir que la visita nos agradó por su paz y lo tranquila que fue la comida. La relación calidad/precio es la habitual en los mesones y asadores del Aljarafe, platos en torno a los 9/12€. Bonito escaparate para acudir con amigos, comidas de familia y en donde los niños podrán divertirse jugando y sin pasar hambre. Con alguna falla, pero un buen restaurante donde ir a comer cocina clásica sin altas pretensiones.


Dirección: Calle Antonio Mairena, 12-14 (41804) Olivares

Teléfono: 955 718 151 (restaurante) 677 775 729 (eventos)

Web: Enlace

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.