Mary's Place



En la prolongada y ancha avenida de Adolfo Suárez de Dos Hermanas, rodeado de bloques de pisos y urbanizaciones hay escondido uno de esos locales de cocina y estética norteamericana que por repetitivo que sea o pueda parecer se ha erigido como uno de los imprescindibles del municipio. Hemos sido testigos de ello en más de una ocasión que los hemos visitado y podemos dar fe que lo que se prepara dentro está muy por encima de la media.

Desde fuera el lugar parece un poco solitario y más si llega para la cena, encontramos unas pocas mesas fuera en los días calurosos, pero donde se ve la verdadera esencia y magnitud es en el interior, un lugar amplio perfecto para una reunión de amigos o para familias que van con críos pequeños. El servicio te hace estar como en casa, en todo momento con amabilidad y siempre atento y abiertos a cualquier pregunta. Un saludo y una bienvenida nada más llegar son "cositas" que siempre suman.

Es en la carta donde ya adivinamos que lo que estamos a punto de comer, va a estar bueno. Empezando por sus bebidas, aquí puedes encontrar bebidas y zumos de frutas importados que rara vez puedas ver en otros lugares. Su punto más fuerte son obviamente las hamburguesas, totalmente caseras, tiernas, sin aditivos ni añadiduras, en su justo punto para el que la quiera más o menos hecha, las tienen básicas, de calidad premium y hasta veganas, puedes personalizarla a tu gusto: desde el pan (americano o clásico), hacer doble tu hamburguesa o que la carne sea de black angus o de retinto, entre otras cosas. Son de esa clase de hamburguesas con las que te vas a manchar si o si, ¡pero oye! qué sabor, amor al primer bocado. Un arsenal de salsas para que cada cual se eche lo que le plazca (en su justa medida claro no vaya a ser que perdamos el sabor de la carne). Una variedad de entrantes alucinante (patatas o chips de todo tipo y formas, ensaladas, nachos, quesadillas, hasta combos variados para volverte loco...). Y no olvidar las pizzas, de buen tamaño e ideales para compartir porciones, con un toque crujiente de horno de piedra que las hacen incomparables. Y para terminar, qué mejor que unos postres (gofres, coulant, fondant, brownie, cheescake, de zanahoria, oreo, red velvet, volcán...) para volver una y otra vez. Todos muy dulces, y sí, empalagosos, pero ya que hemos llegado hasta el postre otro homenaje más no le hace daño a nadie.

Cada cierto tiempo van sumando a la carta nuevas propuestas que se añaden a las ya existentes en un menú totalmente glorioso por su variedad y su calidad. Mi recomendación es dejarse aconsejar por los camareros para saber la cantidad adecuada de comida que vamos a consumir, merece la pena probar de todo un poco y mancharse las manos. Saldrás de allí queriendo repetir. Palabra de Sabore@.


Dirección: Avenida Adolfo Suárez, 34 (41704) Dos Hermanas

Teléfono: 955 083 606

Web: Enlace 

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.