La Salá



La cocina peruana abrió fronteras hace años y a lo grande destacándose como una de las más sorprendentes y llamativas dentro de las cocinas foráneas e internacionales. Aquí en Sevilla tuvimos que esperar más tiempo para ver reflejado ese efecto y esa impronta, pero tras unos años y la renovación gastronómica que hemos vivido últimamente podemos afirmar que lo peruano aquí gusta y mucho.

Hace cuatro años en el barrio de Los Remedios abrió un pequeño pero resultón local llamado La Salá, a primera vista no destacaba mucho ni siquiera dentro de una zona con poca variedad culinaria, pero he aquí que ganaba enteros cuando se apreciaba su cocina clásica del Perú con olores y sabores de siempre, una oda a lo artesano y al buen gusto. Frescura y originalidad se conjugaba en cada plato como si fuera una armonía perfecta. Gusta ver como tras este periodo de tiempo que ha pasado sigue intacto ese toque casero y esa genialidad sin apenas cambios.

Jorge Obando y su mujer Leyla han sabido dignificar la cocina peruana como se merece convirtiendo su local en un bonito abanico de colores y sabores donde todo fluye en el mismo sentido (los manteles de las mesas, la decoración, los graffitis de la pared, la carta...). Todo casero, vuelvo a repetir, e influenciado por lo oriental y lo europeo, pero sin perder nunca las raíces peruanas. Cultura + rica gastronomía + buen ambiente, todo se junta para dar un 101% en su establecimiento.

En esta nueva visita hemos podido saborear un compendio bastante ajustado a la realidad de su carta. Pudimos disfrutar en su terraza de una experiencia bastante satisfactoria. Aunque hubiésemos preferido comer dentro en su comedor, he de decir que el tiempo que hacía fuera invitaba a elegir la terraza. 

Para empezar una buena cena pocas cosas tan deliciosas como su Yuca frita con salsa huancaína, perfecta para compartir dejándose aconsejar por el animado y gentil servicio. A esto le siguió un Tacu-Tacu de carrillada, una mezcla frita de arroz y alubias especiadas salteadas con ternera, un plato realmente disfrutable y delicioso.

Dejando a un lado los habituales ceviches, quisimos darle una oportunidad al Tiradito, algo parecido al ceviche eso sí, pero en este caso de forma más similar al carpaccio, pescado crudo al estilo del sashimi acompañado de canchas (maíz tostado) y una salsa entre picante y ácida, una explosión de sabor que nos dejó altamente gratificados. Continuamos con unos Tallarines salteados, mezcla de lo oriental y lo peruano de nuevo, menos sorprendente que los platillos anteriores pero ricos de la misma manera. Para dotar de mayor sabor criollo a su propuesta hay ejemplos en su carta de sobra: desde unos tequeños de queso, el chocloel arroz chaufa o los sabrosos anticuchos de corazón de ternera. 

Para regar todo este banquete nada mejor como una cerveza Cusqueña y finalizarlo de la mejor manera posible: con un cóctel Pisco, el oriundo aguardiente de uva peruano, un combinado tremendamente refrescante y que es de obligada consumición siempre que se visite un buen restaurante peruano. La relación calidad/precio es magnífica, apta para todos los bolsillos. Sin tanto lujo u oropel como en otros peruanos se puede disfrutar igual o mejor de una comida que te transportará verdaderamente a unos sabores nuevos, exóticos y jamás cuestionados.

En La Salá: Riqueza de sabores al alcance de todos. Visita obligada.


Dirección: Calle José Velázquez Sánchez , 9 (41011) Sevilla

Teléfono: 955 182 490 

Web: Enlace

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.