Guaro Bar



Cocina venezolana y española toda en una y hermanada en buena sintonía es algo raro y extraño de ver por nuestra tierra pero no imposible. Si bien la cocina caribeña tiene su propia, particular y original idiosincrasia no son muchos los locales que dan la posibilidad de conocer y disfrutar de sus exquisiteces, que son muchas por otro lado. Guaro Bar en pleno corazón de Triana es uno de esos escasos exponentes que echamos en falta y que son acogidos con agrado ante tal falta de sitios afines. Abierto desde finales de 2018, destaca por ser un local pequeño, cercano, nada artificioso, todo lo contrario, es un sitio de una sencillez abrumadora, pasaría por ser el bar de barrio de toda la vida sino fuera porque su carta es diametralmente diferente.

Y ese aroma cercano lo vemos desde su puesta en marcha, nada más entrar al final de la calle Alfarería vemos las bondades de este negocio. Desde la atención en barra, unas cuantas mesas juntitas y un ambiente muy familiar. Si bien disponen de comida española de la que pueden poner en cientos de sitios y de las cuales no vamos a comentar nada, aquí lo verdaderamente importante es atender a su carta de clásicos venezolanos donde no pueden faltar la yuca o las arepas.

Los platos y las raciones son bastante generosas, pidiendo un entrante y una arepa hay comida de sobra para una persona. Los precios están en relación al sitio que es y el servicio. Echando un vistazo a la carta podemos encontrarnos aparte de los mencionados arriba, unos Patacones, con una base de plátano frito bajo una carne adobada y especiada con verduras y coronada de queso, un entrante que merece la pena descubrir, ideal para comenzar el banquete. Desde yuca frita, tequeños o tajadas pasando hasta por empanadas, esta es la gran variedad de primeros que podemos compartir o no a nuestro gusto.

La carne es uno de sus máximos alicientes, asada y a la parrilla. Y en cuanto a las Arepas hay todo un mundo por descubrir, ya saben el dicho: "La vida es como una arepa, sabe a lo que uno le ponga". En mi caso la elección fue la Arepa Criolla, rellena de ternera mechada, frijoles, plátano maduro y queso rallado. Un manjar del que no podéis salir de allí sin al menos probarlo.

Para acabar uno de sus platos combinados más explosivos, el llamado Pabellón Criollo, el tradicional, el que está compuesto por arroz blanco cocido, carne mechada, caraotas/frijoles negros, tajadas de plátano maduro frito, huevo frito y queso rallado, una especialidad de la casa a prueba de bomba y para los más intrépidos. No apto para la cena. Y todo, regado por la cerveza regional oriunda de Venezuela, una Zulia.

Todo hecho al momento, con mimo, dedicación y muchas ganas por agradar desde la base del gusto sencillo. Si sois abiertos de mente os encandilará, dadle una oportunidad y seguro que repetís. Comida caribeña a dos pasos.


Dirección: Calle Alfarería, 127 (41010) Sevilla

Teléfono: 955 076 685 

Web: Enlace Instagram

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.