El Rincón de Beirut



Damos hoy un cambio de registro gastronómico y nos vamos con la reseña a otras partes más exóticas donde la mezcla y la fusión está más presente que nunca. El Rincón de Beirut es un restaurante libanés abierto hace ya más de tres años en la concurrida calle San Fernando, en medio de toda la ruta turística de la ciudad, y es aquí donde el gran público se ha dado cuenta de la variedad, de la frescura de los alimentos y de esa comida tan equilibrada que es la cocina Halal. 

La comida libanesa hace ya mucho que cruzó fronteras para imponerse como una de las cocinas más sanas que existen. Es rica en verduras, donde lo más importante es que estén muy frescas, productos de primera mano como el trigo o el aceite de oliva no pueden faltar, la carne de cordero o el uso de diferentes especias que es consecuencia de la adaptación al entorno de diferentes culturas y países. Abrió con la vitola de ser uno de los pocos locales con una cocina con productos cien por cien halal (lo permitido por el Islam) y ahí siguen ofreciendo todos los días con una cocina non-stop, abierta todo el día de 12h a 00h.

El establecimiento aparte de que está a la vista de todos, junto a la universidad o al hotel Alfonso XIII, cuenta con una bonita y sugerente terraza y dispone de un comedor interior bastante amplio y apropiadamente decorado haciendo referencias al Medio Oriente. Al igual que el cedro de Salomón es imagen de la eternidad y emblema de la bandera del Líbano, sus referentes gastronómicos son igualmente eternos.

Si hay algo en lo que destaca la gastronomía árabe es en sus aperitivos, es tal la cantidad de platillos que abarcan que es difícil decantarse por uno sólo, por eso cada vez que se va se suelen pedir varios para hacerse una mayor idea. En nuestro caso, y hemos podido ir más de una vez, nada como el Falafel (croquetas de verdura, cebolla, perejil y especias orientales), Kebe (sémola de trigo con piñones y carne picada ) Hummus (crema de garbanzos con salsa tahineh y limón) y su Petra (crema de pimiento asado, pan rallado, limón, nueces y aceite de oliva). Todo ello garantiza además de un buen punto de partida y de iniciación, el perfecto arranque para una comida a buen seguro copiosa. 

Entre los platos principales encontramos desde showarmas, pasando por tajines y llegando a los Arayes, que no son otra cosa que pan de pita rellenos, acompañados de ensalada, patatas y salsas varias. El relleno se puede pedir variado, los tienen de ternera adobada, de queso a la parrilla o hasta de queso a la menta por ejemplo, como si fueran quesadillas mejicanas. Y no podemos dejar a un lado las brochetas y Pinchos morunos, tanto si es de pollo, de ternera o mejor aún, de cordero. Platos contundentes, con una buena y rica cantidad de carne picada, acompañadas igualmente de arroz/patatas, ensalada y salsas.

Para acabar nada mejor que un rico postre, y es que la repostería árabe es tan peculiar y rica que no se puede dejar atrás una comida sin dulce. Entre pastelillos, tés, baklavas, descubrimos la Muhalbía, una especie de mousse artesana con aroma a pistacho o naranja (según cual se elija) con dosis perfecta de dulce, nada empalagosa y mu suave. Excelente.

La relación calidad/precio está ajustada, creo conveniente decir que los precios de algunos platos son más bien elevados, pero es justo decir también que son generosos a la hora de servir. Aun así, si se va a compartir varios platillos, el precio se ajusta a todos los bolsillos. El Rincón de Beirut es toda una atracción no sólo para el turista sino al sevillano que quiera descubrir nuevos sabores traídos de Oriente Medio con una cocina sincera y fiel a los cánones y directrices de la gastronomía árabe y halal.


Dirección: Calle San Fernando, 21 (41004) Sevilla

Teléfono: 955 118 707

Web: Enlace

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.