Alfarería 21



Por mucho que pase el tiempo y sus circunstancias, lo clásico y tradicional en Sevilla sigue tirando mucho y con la misma fuerza de entonces lo hacen locales guiados por un gusto exquisito por las leyendas y tradiciones hispalenses que no sólo atraen a los turistas, no, sino también cientos de vecinos ávidos del buen comer buscando siempre lo que más les seducen. Y aquí, amigos, es donde podemos colocar a Alfarería 21 o Triana Montalvan como lo quieran llamar, que no es otro que el tercer negocio que ha salido de la factoría de la familia Arcas tras sus dos bares trianeros de Las Golondrinas.

Apoyada esta nueva generación en un edificio emblemático de estilo regionalista, la antigua fábrica de azulejos y cerámica Montalvan, abiertos desde hace más de un año y manteniendo toda esa esencia de los azulejos en su decoración interior, paredes, suelos, techos, artesonado y hasta la vajilla como podréis ver en sus originales platos. Toda una declaración de intenciones. Un espacio bastante amplio y diáfano con una planta baja para tapeo más informal con mesas altas y bajas, y otra planta alta más centrada para reservados y reuniones y con un aspecto más formal. La guinda al pastel de todo esto lo pone la creación de un hotel en el mismo edificio, al estilo de Eslava.

Lo que propone la carta de Alfarería 21 son pinceladas más modernas que Las Golondrinas, respetando el producto autóctono (pescaito frito como los Buñuelos de bacalao a la miel y limón o el Adobito trianero), las recetas tradicionales (salmorejo, espinacas con garbanzos, o su original Ensaladilla rusa con ventresca de atún, almendras, polvo de mojama y regañá que hace las veces de peineta...) y ofreciendo una carta singular, extensa, con toques exóticos árabes (Carrillada ibérica con cous cous, ciruelas, orejones y pimientos del padrón o su increíble Pinchito de cordero con salsa ayran y lima) y una relación calidad/precio buena, acorde con estos tiempos y con la cantidad que lleva cada tapa/plato. Precios que sí están por encima de los que se pueden encontrar en Las Golondrinas, pero la cocina de Alfarería 21 es mucho más elaborada, de ahí la pequeña diferencia.

Esta línea más elaborada e innovadora la podemos ver en sus Alitas de pollo deshuesadas con salsa kimchi, los Raviolis de atún y marisco o los Langostinos crujientes con pecorino, pesto y salsa de soja, todo de una espléndida materia prima, se nota mucho en cada tapa que todo está preparado al momento, fresco y con extraordinario mimo. Para brindar, una cerveza Rancia que está cogiendo forma y color en los últimos meses, y la familia Arcas han sido los primeros en tenerla en sus tres bares, otro motivo más para ir. 

Sin duda, atractivo y singular establecimiento, muy de mi gusto y que seguramente se irá convirtiendo en un referente en Triana, herramientas, personal y calidad tiene para ello de sobra. Una muy grata visita.


Dirección: Calle Alfarería, 21 (41010) Sevilla

Teléfono: 955 834 875

Web: Enlace 

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.