Verde Flojito



Lugares y rincones pintorescos tiene el Aljarafe por doquier y municipios tan poblados como Mairena del Aljarafe aún conservan el sabor de antaño gracias a unos cuantos establecimientos que no han perdido las antiguas maneras de cocinar. Verde Flojito es uno de ellos y no hace sino refrendar lo que ya se sabía, que a pesar de los nuevos bares de cocina moderna que proliferan por el pueblo aún se pueden encontrar lugares de mesa y mantel para quien quiera experiencias gastronómicas más conservadoras y donde seguro no le den gato por liebre.

Hace algo más de un año de su reapertura debido a una renovación de sus instalaciones, eso sí, su decoración rústica se mantiene inalterable como imagen de la casa (de hecho está construido sobre una casa antigua). Si peculiar es el sitio, no lo es menos su nombre, que viene del color de ojos de su fundador, Fernando, allá por 2008. Hoy día está regentado por Laura y un equipo de trabajo femenino que se mueven de manera ligera y armoniosa entre los distintos salones de los que dispone el restaurante: uno primero con mesas redondas y chimenea, seguido por un pasillo donde está la cocina y al fondo del todo otro salón mayor al aire libre.

Con parking propio detrás del restaurante, cosa de la que pocos pueden presumir y que facilita muchísimo la llegada de clientes y un interior que llama la atención por la decoración de campo con aperos de labranza y su chimenea, estos detalles son los que hacen que la velada sea aún más gratificante. 

Verde flojito es un sitio donde ir a comer tranquilo y relajado. Aunque no se pueda tapear sí es cierto que el margen de precios de los platos está adaptado a todos los bolsillos, en torno a 9-10€ podemos elegir prácticamente cualquier opción de la carta. Entre guisos, ensaladas, revueltos, pescados, carnes y opción para veganos y vegetarianos se resume su carta, una carta especialmente de corte clásico y mediterráneo, con recetas de siempre, todo muy casero y mucho, mucho cariño a lo que hay que añadir la posibilidad de optar por su menú degustación.

El inicio de su carta ya es llamativo sólo por sus ensaladas, con sorpresas agradables como el Picadillo de naranjas y bacalao con aceitunas negras y patata (9€), un clásico de la casa, o los Cogollos de Tudela con anchoas, ajitos y almendras (9€) a destacar también su Mantecaíto andaluz de solomillo y huevo de codorniz (9€) o las Setas de temporada. De sus revueltos, ¡qué decir! tienen sólo dos pero dos imperdibles, tanto su Revuelto de morcilla de Burgos con manzana y calabacín (9€) como su Revuelto dorado con bacalao y patata paja (9€) a la manera portuguesa están de escándalo.

De entre sus carnes a la plancha merecen su aprobación tanto el Solomillo ibérico al PX (10€) con abundante salsa y su Presa de paleta con Torta del Casar (10€) para amantes del queso. Pondría tan sólo el pero de estar la carne muy hecha pero el contraste con las salsas está bien conseguido. Y en cuanto a los pescados otras dos recomendaciones a buen seguro interesantes para los lectores, por un lado su Lomo de lubina con gambas al ajillo (10€) abierta por la mitad y con guarnición de ensaladilla de ahumados y su Atún con chocolate y cebollitas de verdeo (10€) una manera original y sabrosa de combinar dos productos tan alejados el uno del otro pero de un resultado notable.

Postres caseros (4€) , Poleás, Tarta de requesón mermelada de zarzamora o Pastel de chocolate y nueces para poner la guinda a la velada. Un restaurante muy personal y familiar, un servicio atento y que te hace estar como en casa, con precios ajustados y muy razonables. Sin innovaciones ni estridencias de por medio, ni presentaciones o emplatados rimbombantes, cortito y al pie. Un clásico que no envejece.


Dirección: Avenida de la Libertad, 19 (41927) Mairena del Aljarafe 

Teléfono: 663 194 306

Carta completa

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.