Hay hamburgueserías o cadenas de hamburguesas que nacen con el signo claro de ofrecer una imagen diferencial entre tanta competencia, a veces esta imagen puede ser más juvenil, más cosmopolita o más alternativa, en el caso que nos ocupa podríamos definirlo como más familiar. Toro Burger Lounge nace del amor incondicional de una pareja y del fruto de ambos, de su retoño más querido, su hija Maya, una imagen que quieren extrapolar a su cocina, una imagen cercana en definitiva con la que involucrar al cliente y hacerle partícipe de este gran descubrimiento.

Dado y Rafael son los ingenieros de este establecimiento entre 2015 y 2016 y han conseguido en este tiempo que una de sus creaciones haya sido nombrada "la mejor cheeseburguer de España". Con este galardón siguen publicitándose aquí y allá y a decir verdad, muchas de sus hamburguesas son exuberantes y muy instagrameables parafraseando a los "millenials". Cinco años que han dado para que se muevan por diferentes partes de España y hayan abierto en Brasil, cuna de su chef Dado. Una de sus últimas aperturas ha sido en Sevilla, en el barrio de Triana, donde llevan escasos meses pero ya apuntan maneras.

El local en cuestión no es de grandes dimensiones, con una terraza pequeña, pero algo acondicionada sobre césped artificial y un interior que si bien se empapa de elementos decorativos del tipo TGB o Goiko Grill, no llega a sorprender, no me parece a simple vista que estemos ni por fuera ni por dentro ante una hamburguesería, lo notamos algo frío en su conjunto. En su carta afloran 3 grandes conjuntos: entrantes, burgers y postres, donde destacan por encima del todo las segundas. Los entrantes se nos antojan pobres y poco originales salvo el Ceviche (13€) marinado en leche de tigre y con nachos, aunque se siente independiente del resto de la carta, como un añadido y el Burger Tartar (11€) hecha con la misma carne de la hamburguesa picada y mezclada con zumo de lima. De entrantes clásicos rescatar sus Patatas Buffalo (5,50€/11€) con queso derretido, salsa baconesa y cebolla crujiente, ideales para empezar el festín.

De la ingente cantidad de hamburguesas disponibles, unas 20 y a cada cual más grande, haré mención a 5 de ellas, la mayoría vienen con hasta doble o incluso triple piso con carnes de vacuno de 150 y 200 gramos, al gusto del cliente. Por un lado la Burger Maya (12,90€) la valorada mejor cheeseburger de España, donde se hace especial por el uso de creamcheese casero y un doble cheddar derretido en vapor de cerveza. Otra original es la Burger Wembley (12,90€) 200 gramos de carne servida dentro de una piscina de quesos. Algo parecida a ésta es la Burger Madrid (11,90€) con pan brioche rojo, muchísimo queso cheddar y unos chips crujientes de jamón, a éste punto he de decir que, incluso simples (o de un piso), son hamburguesas de un tamaño considerable, la carne está muy conseguida y el sabor se queda un largo tiempo en tu boca, merece la pena probar cualquier de ellas.

Seguidamente la Burger Bonito (11,90€) un homenaje a la tierra brasileña de Dado, que incluye tortilla de huevo con tres quesos y yuca frita y llegamos a las joyas de la corona que son mastodontes para los paladares más exigentes y competitivos: la Burger Toro Doble 150/200gr (16€/17,50€) y la Buffalo Triple 150/200gr (22€/24€) de dos y tres pisos de carne respectivamente, con un pan brioche extremadamente tierno, mayonesa de albahaca y lonchas de bacon tostado muy fino que les dan un sabor más intenso si cabe, una forma descomunal de dar por cerrado el menú, postres y cócteles aparte.

Una variante nueva se abre en Sevilla entre tanta competencia de hamburgueserías. El resultado final es bueno si miramos al catálogo de hamburguesas y lo que llegan a saciar cada una. Calidad y buenas maneras no les faltan, en lo que sí decae algo es en mayor abanico de entrantes y un lugar mejor acondicionado y vistoso. Los precios puede llegar a parecer caros pero viendo el tamaño de la comida no podemos decir lo mismo. Si venís con hambre, Toro Burger Lounge es vuestro sitio, el reclamo son sus hamburguesas y en eso, TBL saben cómo sacar una sonrisa.


Dirección: Calle Concha Espina, 11 (41010) Sevilla 

Teléfono: 613 149 543

Página web

Carta completa

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.