Tabanco la Duquesa



Poner en valor la cocina tradicional y casera en los tiempos que corren no debe ser un riesgo, al revés, es todo un detalle positivo y bienvenido. Mezclar el ambiente de las míticas tabernas con los despachos de vinos jerezanos adquiere mayor valor como punto de encuentro para todo amante de los olorosos, de los destilados,... Tabanco la Duquesa surge como un soplo de aire fresco en el centro de Sevilla, trayendo una versión renovada de los tabancos de Jerez y una carta eminentemente andaluza, sin colorantes, ni conservantes, todo auténtico.

Situado próximo al Palacio de Dueñas por la zona de Sta. Catalina, su nombre le debe mucho al lugar donde está. Antiguamente se situaba aquí el bar de fusión Zalata y ha sido en fechas recientes, a finales de abril de este año, cuando Enrique Meléndez y su equipo se han hecho cargo de este negocio con un fuerte lavado de cara, empezando por un interior que bebe mucho de las tradiciones y el folclore andaluz con estampas viejas de la ciudad y unos cuantos barriles que emulan a las bodegas de vinos. Mesas bajas y altas se combinan en un salón comedor abierto, no muy espacioso pero sí luminoso y con la posibilidad de tomar algo fuera en la escasa acera de la que disponen.

Aproximándonos detenidamente a su carta no le falta ningún detalle de nuestro sur más auténtico, productos de Sevilla, Cádiz, Huelva y Córdoba nos acercan a la mesa la buena cocina andaluza. Las tapas se reparten en entrantes, papelones de chacinas y montaditos, el resto de la carta son platos, en un formato entre la media ración y la ración, y a muy, muy buenos precios. Encontramos desde clásicos imperecederos como las Papas aliñás con melva canutera (3,50€), Tomate aliñao (4€), un muy demandado Tortillón de patata con hierbabuena (3€) o una muy notable Ensaladilla de gambas (4€) de las mejores que he probado últimamente. Platos de la casa tan nuestros como unos Huevos fritos con patatas y jamón ibérico (6€), un señor Flamenquín cordobés (7€) o una deliciosa y suave Carrillada ibérica con solera (7€).

Mención aparte a la buena mano con la fritura, desde unos riquísimos Boquerones al limón (7€) pasando por Tortillitas de bacalao (6€) o Chocos fritos (8€) sin exceso de aceite, jugosos y tiernos. Entre las carnes ofrecen el típico Solomillo al whisky (6€), Lagartito ibérico (7€) o hasta ternera de Ávila. Buena materia prima, atención esmerada y eficaz, una bodega meritoria y unos precios difíciles de ver e igualar por la zona son motivos suficientes para darse una vuelta por Tabanco la Duquesa, lo tiene todo para quedarse en la ciudad, méritos no le faltan.


Dirección: Calle Doña María Coronel, 17 (41003) Sevilla 

Teléfono: 854 640 780

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.