Por la boca muere el pez



Hoy comemos en un sitio de reciente apertura, un bar que sigue la estela del clásico bar de tapas de barrio pero fusionado con elementos de otras gastronomías, hoy hablamos de Por la boca muere el pez. Éste es el original nombre con el que David de la Rosa, su propietario, ha decidido poner en marcha su segunda aventura culinaria en Triana tras Bicho Malo. En este nuevo local abierto a finales de 2020 cuenta con la experiencia en los fogones de Alfonso, un chef curtido en mil batallas fuera de España y de Europa y son esas mismas experiencias las que dotan de cuerpo y alma a la carta que nos encontramos en este local.

Por la boca... no deslumbra principalmente por sus instalaciones ni por lo descomunal del sitio, es un bar típico de la zona con sus veladores fuera en una terraza vistosa y un interior pequeño con unas contadas mesas bajas y con decoración sencilla. Buen servicio eso sí, de garantías y a destacar una carta escueta por las limitaciones que conlleva una reciente apertura y una relación calidad/precio pocas veces vista, se come realmente bien y barato.

Su concepto es el de un tapeo tradicional unido al formato de platos a compartir, una combinación que en Sevilla triunfa. Recetas andaluzas y sevillanas que conjugan a la perfección con innovaciones del tipo oriental, mediterráneo, francés, portugués, etc... Se trata de una carta pequeña, de unas 20 propuestas a la que se pueden añadir guisos del día o alguna que otra sugerencia fuera de carta. De lo autóctono tenemos desde una Croquetas de jamón ibérico (3€) Ensaladilla de la casa con atún (3€/6€), Salmorejo cordobés (3€/6€), Chocos fritos (8€) o hasta Mantecaito de solomillo al whisky (3€) con una salsa totalmente casera y la Tosta del Bicho (4,80€) con dos rebanadas de pan tostado, filetes de cerdo ibérico, queso de oveja rallado y mojo picón.

De especialidades foráneas tienen una fabulosa Parrillada de verduras (5,50€) con salsa romescu y parmesano, Espaguetis de calamar con pesto de algas (4,50€), unas Gyozas (3,50€) fritas rellenas de pollo y verdura, el tradicional portugués Bacalao dorado (5,50€) en este caso con pimiento del piquillo, Salteado de arroz, pollo al curry y coco, y cacahuetes (3,80€/7,50€) de lo mejor de la carta sin duda o hasta una increíble Pata de pulpo braseada (12€) que lleva de acompañamiento ni más ni menos que chorizo al infierno y papa arrugá con mojo verde, una delicia para compartir.

En definitiva se trata de un sitio sencillo que no simplista, muy apto para copear vinos, tapear sin demasiadas estridencias, para no rascarse mucho el bolsillo y del que te vas con las ganas de querer ir otra vez. Alto y claro. 


Dirección: Calle López de Gomara, 59 (41010) Sevilla

Teléfonos: 625 819 934 / 854 640 235

Web

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.