Petra



Hay ocasiones donde la sencillez es mucho más poderosa que la ostentación y veces donde un pequeño refugio tenue es más ambiental que una gran terraza mirando al mar. El caso de Petra es tal que así, un perfecto ejemplo de local pequeño y humilde que con esas armas, unidas a otros factores no menos importantes, han sabido hacerse un hueco no sólo en pleno centro de la capital sino en cada uno de los clientes que salen maravillados tras la visita (entre los que me incluyo) y es que andaba suspicaz leyendo tantos comentarios positivos y me sentí en la obligación de hacer una parada por la Alfalfa y corroborar tanto optimismo.

Perteneciente a un grupo hostelero que cuenta con varios locales detrás de la zona de los jardines de Cristina, el nombre de Petra viene de la madre de uno de sus socios, esa denominación (petra=piedra) armoniza al dedillo con la piedra usada para asar las jugosas carnes con certificado de garantía que disponen en carta. De productos ecológicos y materias primas de primera calidad, Petra es un local singular y muy personal, tradicional pero actualizada y que maneja una carta reducida y a la vez muy estudiada.

Cuenta con unas pocas meses fuera en la calle pero es en su interior donde merece la pena parar, donde el tiempo se para. Aquí se viene a comer con tranquilidad, pocas veces he visto una carta de entrantes a compartir tan redonda como en esta. Podríamos decantarnos por un delicioso Hummus con flor de berenjena y mil de caña (4,50€), una Ensaladilla de atún con mahonesa de encurtidos (3,50€), harina de otro costal, Croquetas ibéricas (3,90€) como homenaje al cocido andaluz, con hilo de panceta y su hierbabuena y todo, Verduras a la brasa con salsa romescu (13€) para finalizar con esa espectacular Tortilla de patatas con cebolla confitada y alioli (3,90€) recién elaborada, en un punto medio entre cuajada y menos cuajada que la hace muy jugosa, de las mejores de la ciudad.

Continúan con un selecto apartado específico de quesos: Tablas de quesos locales y hasta Provolone con romero fresco (6,90€), tapas caseras como la Suprema de salmón a la naranja de Sevilla (6,90€) para terminar con una gran selección de carnes maduradas como la Ternera gallega trinchada (22€-25€), Escalopines de Picanha de Angus (12€-24€), carne de buey y provenientes de la sierra de Sevilla, servidas en una tabla de piedra de tipo volcánica donde el comensal atempera a su gusto. Tampoco hay que desdeñar sus postres y menos aún su bodega de vinos...una experiencia gastronómica de primera.

Las expectativas creadas a raíz de sus valoraciones positivas fueron superadas tras mi visita. Entre tanto bar clásico y taberna o bodega típica en la zona de la Alfalfa, bien merece echarle un ojo o más de uno a Petra, una apuesta por la reinvención, un modelo con mucha personalidad, servicio impecable y relación calidad/precio notable. ¿A qué esperas?


Dirección: Calle Alfalfa, 5 (41004) Sevilla 

Teléfono: 642 461 893 / 955 628 228

Web

Carta

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.