Panrallao



No son pocos los italianos que han emigrado al sur de España y han comenzado aventuras gastronómicas desde cero, en Sevilla hay muchos ejemplos y uno de los más carismáticos ha sido Jacopo Ovoli, quien hace unos tres años en 2018, se hizo con el anterior local de Panrallao, el cual existía en pleno corazón de Nervión desde 2011 y con esfuerzo y trabajo lo ha renovado completamente tanto las instalaciones como la carta con ese equilibrado juego entre lo italiano y lo andaluz tan representativo de su cocina hasta convertirlo en el negocio que es hoy.

El chef de ascendencia romana ha sabido emplear sus experiencias previas como cocinero en la escuela de hostelería de Sevilla y en restaurantes como Tribeca para afrontar esta ilusionante peripecia con mano firme, con una carta muy ajustada y con un formato entre tapa y plato que su clientela agradece. Cuenta con unas cuantas mesas en terraza, y un interior iluminado, abierto, con mesas bajas y altas (entre barra y salón), pequeño pero animado, escondido pero muy llamativo.

Venir de una nueva oleada de chefs vanguardistas le ha valido a Jacopo para experimentar con la cocina tradicional, redescubrirla y ofrecerla con pinceladas muy cuidadas acercándose a lo mediterráneo y a su Italia natal. La carta consta de menos de 20 platillos, a los que hay que sumar alguna cosa fuera de carta. Entre lo más elegible de la carta podemos encontrar para abrir boca una sabrosa Ensaladilla de pollo asado (4,80€) con patata de Sanlúcar y alioli de ajo confitado, unas Papas bravas a la amatriciana (6,50€) con panceta italiana o unas Croquetas de carabineros (6,80€) sobre salsa de tomate y albahaca. Este acento italiano lo podemos ver en los grisinis que usa para la ensaladilla, en el queso gorgonzola, en el guanciale... la Lasaña de la abuela Lidia (8,50€) boloñesa a fuego lento con parmesano es otro ejemplo más de sus raíces.

De la mar descubrimos desde un Tartar de langostinos (9,50€) con salmorejo de maracuyá hasta una fresca Merluza de pincho (8,90€) en salsa verde al Jerez acompañada de langostinos y mejillones. Todo se completa con un Solomillo de ternera a la Rossini (11,90€) y un fabuloso Steak tartar de ternera extremeña (8,90€) cortado al moneto, acompañado de regañá de pipas y con un ligero picor el cual viene de una reducción de amaretto. En definitiva, una carta que apuesta por el valor del producto, con mucha personalidad, claras influencias de su tierra y buen gusto general. Panrallao goza de una buena y grata oferta si estás por Nervión, ¿porqué no darle una oportunidad?


Direción: Calle Divino Redentor, 5 (41005) Sevilla

Teléfono: 954 026 796

Web

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.