La Cocina del Traca



Este año ha traído numerosos cambios en la hostelería motivados por la situación que vivimos producida por el covid-19; recientemente hemos vivido cierres de locales que llevaban más de 40 años recibiendo clientela, otros abren sus puertas con muchas limitaciones y en otros casos, como éste que nos ocupa, han decidido mudarse (aunque sean a unos escasos metros) a un nuevo espacio mayor y con más amplitud, aprovechando cierres anteriores. La Cocina del Traca, es el nuevo nombre que desde julio de este año han adoptado los anteriores dueños de Tracatápas, un humilde bar de tapas trianero, para dar forma al que es sin duda un negocio más importante y en el que han volcado mucha ilusión apoyado en un equipo humano más numeroso y preparado.

Paco y Eva son los ideólogos y patrones de este barco ayudados en esta nueva aventura por su jefe de cocina, los cuales han dotado a la carta de este local de mucha más personalidad de la que poseía Tracatápas. La Cocina del Traca respira más frescura, tapas y platos mejor presentados y una imagen más cuidada y luminosa que su antecesora, salta a la vista que se han modernizado y se han adaptado a los nuevos tiempos que corren y que demandan una cocina más actual y evolucionada. Entre las cosas que lo hacen diferente encontramos sus veladores, una terraza vistosa y concurrida; su interior tampoco es el que era, el espacio ahora es mucho más diáfano, una buena cantidad de mesas bajas y altas sobre un suelo en forma de ajedrez y decorado de manera rústica, con mucha iluminación, cuadros como adorno y colores claros que dan una sensación de paz y tranquilidad.

Entrando en su carta podemos ver cómo abundan los productos de temporada, es una cocina fiel y sencilla a lo tradicional y mediterráneo con alguna leve concesión a lo foráneo (Burrata, Risotto trufado...). Para empezar recomiendan una suerte de aperitivos como las casi abandonadas Almendras fritas (2€) o las Banderillas de atún de Barbate y queso (2€) algo muy de acompañar con un buen vermut.

Dejando a un lado sus chacinas, salazones y quesos (entre los 3€ y 12€) que siempre son bien recibidos en cualquier mesa... encontramos mucha más variedad en los platos fríos donde recomendamos principalmente su Ensaladilla con toque de mostaza y salmón fresco marinado (3,20€) y su Ensalada de aguacate con queso fresco, cebolla roja agridulce y ponzu de frutos secos (5,50€) una rica y sofisticada amalgama de sabores diferentes perfectos para abrir boca. Más básicos nos parecieron algunos de sus entrantes calientes, como las Papas bravas con mahonesa de ajo tostado (3€) o sobre todo las Gambas al ajillo con toque de jengibre y ají amarillo (7€) muy pequeño para su precio, se nos quedó corto y falto de la intensidad que merecían.

Acabamos con varios segundos, en formato plato, que sí mejoraron con respecto a los anteriores. En primer lugar un Lagartito ibérico a la parrilla con ensalada de piquillos y patatas (10,50€) generoso de tamaño, una de las especialidades de la casa como la Hamburguesa del Traca, 150 gramos de ternera con crema de trufa y melocotón (7,20€) en un pan tierno y con la carne en su punto, la salsa lo mejora aún más o también su Pulpo a la parrilla sobre cama de patata y boniato asado (10,50€) muy apto para compartir y en donde la mezcla de sabores con el boniato hace más disfrutables el sabor final o el anteriormente mencionado Risotto trufado (6,50€) con chalota, champiñón y parmesano.

La evolución y mejoría de La Cocina del Traca con respecto a su antecesora es clara, la nueva línea está bien y esperemos ver aún más mejoría, la base la tienen y se puede erigir como unos de los bares puntales del barrio de Triana. Sólo el tiempo lo dirá. 


Dirección: Calle Esperanza de Triana, 41 (41010) Sevilla

Teléfono: 954 339 082

Web

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.