La Cañera



Con casi 40 años de existencia a sus pies bien puede ser catalogado como uno de los sitios más emblemáticos no solo de su barrio, Los Remedios, sino también de la cocina andaluza y mediterránea para los sevillanos puristas o no puristas. El restaurante La Cañera, se mantiene inalterable con el paso de los años y su forma de freír el pescado es su obra magna. Es un clásico, uno de esos locales a los que vuelves para recordar su buena mano en la cocina y su atención y lo que realmente importa cuando se va a comer fuera de casa, y es que Paco, Paqui y compañía son unos magníficos anfitriones.

Por fuera no puede ser más simple y sencillo, ocupando una esquina cerca del parque de los Príncipes, destaca por su terraza en un callejón donde corre la brisa perfecta para las noches de verano y un salón comedor interior ideal para todo tipo de comidas familiares o de amigos. Todo sugiere tradición, su imagen y estética ayuda a eso y no se han bajado del carro en todos estos años además de que su calidad sigue perdurando.

La carta es más de restaurante que de bar, el tapeo queda reservado aquí a un segundo plano en detrimento de los platos, pero vaya platos como ya veremos. Si bien hay alguna opción el día que fui como Caracoles con los que empezar la cena, un entrante que no pueden perderse son sus Berenjenas fritas que se pueden acompañar de salmorejo si se prefiere. Entrando a hablar de sus mariscos, una más que buena elección son sus Langostinos a la sartén, enteros, con sus cabezas y dejando todo el jugo abajo para agarrar el pan y ponerse a mojar todo lo que se pueda, totalmente impagable. Podemos optar también por uno de sus revueltos, uno de los más pedidos es el Revuelto de ajetes, gambas y jamón, suave, muy tierno y de gran sabor, para nada exento de gambas, diría que bastante generoso, muy apto para compartir.

El rey de la casa es el pescaito frito: desde salmonetes, chocos y acedías hasta puntillitas o sus famosos Boquerones al limón o los boquerones victorianos, se nota que es un frito especial, más fino, el sabor del boquerón es intenso, limpio y sin espinas. Sin lugar a dudas uno de los mejores fritos que se puede probar en toda la provincia. La carta la completan arroces, pescados al horno o la plancha y hasta tostas, una de ellas es la tosta o Pan del Señorito (base de salmorejo con presa ibérica, pimientos y jamón serrano) una delicatessen para compartir, ya viene troceado, la mezcla de todo está muy conseguida, uno de los recomendados de la Cañera. Mucho donde elegir y a un precio ajustado aunque un poco elevado en los platos a mi parecer. 

Es uno de esos referentes en la manera de freír el pescado y un sitio de obligada visita al menos una vez para poder probarlo. Lejos de la farándula e innovaciones propias de gastrobares, aquí se viene a comer como en casa, un sitio a la vuelta de la esquina y que resume todo lo que la gastronomía andaluza es capaz de dar.


Dirección: Calle Virgen de Aguas Santas, 15 (41011) Sevilla 

Teléfono: 954 276 121

  • LO MEJOR: variedad, sabor y servicio 
  • LO PEOR: precio algo elevado en platos
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.