Juan Carlos



Queso en Triana es sinónimo de Bar Juan Carlos, un pequeño rinconcito que homenajea en todas sus variantes al tapeo con un buen queso y a la cerveza por encima de todo. Y es de sobra reconocido en el barrio por tal denominación desde que el propio Juan Carlos Gutiérrez abriera este negocio a mediados de los años 90 y hayan sido su hija Inma y su marido Alejandro quienes continúen con el legado de este peculiar negocio que cada año gana más adeptos.

Muchos peregrinos acaban en sus puertas, bien embriagados por el olor intenso a queso (como ratones que siguen la música del flautista de Hamelin) o por probar algunas de sus cervezas artesanas y de importación de tirador o de botellín (algunas no muy presentes en Sevilla). Cabe recordar que no hay Cruzcampo, hay mucha más vida más allá de ahí. En la misma calle montan unas pocas mesas altas y en su interior unas cuantas mesas bajas, pegadas una con otra y sobre la barra un muestrario de todas las diferentes clases de quesos nacionales y de fuera de las que hacen gala en cada tabla. Pequeño y encantador a la par.

Presentan sus famosas tablas de queso de menor a mayor intensidad o pique, pudiendo elegir tablas de 3 a 10 quesos diferentes, recomiendo también a los menos avispados dejarse recomendar por ellos que seguro acertarán en su elección. Quesos, muchos de ellos D.O. como el Payoyo gaditano, el Gamoneu azul asturiano, Patamulo leonés o el Stilton británico nunca fallan y son motivos suficientes para los amantes del buen queso. Recuerdo haber catado una vez allí el "Pestoso de Aracena", quizás el queso más fuerte jamás probado. Experiencias irrepetibles que puedes tener sin salir de Sevilla.

No hay cocina tras la barra ni falta que hace. Conservas, Cazuelas, Chicharrón de Cádiz cortados a daditos (riquísimo) Montaditos para los más audaces y valientes como el de chorizo picante y cabrales entre un largo etcétera y unas Tablas de chacinas (compuestas por carne mechada, morcón, salchichón, chorizo, butifarra, morcilla de hígado, etc...) que quitan el sentío. 

Una tasca pero no como las de antes, diferente, con su toque original, picoteo con personalidad y a la que recomiendo llegar pronto puesto que se suele llenar bastante y el espacio no es muy grande. Y es que en Triana, en cada calle, siempre puedes encontrar algo diferente, he aquí una muestra.


Dirección: Calle Febo, 6 (41010) Sevilla 

Teléfono: 646 286 376 (pedidos whatsapp sólo)

Redes Sociales

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.