Entre Dos Hermandades



Los enclaves turísticos e históricos siempre han servido para enganchar al público y más si tienen el arraigo por las costumbres semanasanteras como en este caso particular. Entre Dos Hermandades se llama así por tener cercanas a dos iglesias como las de San Roque y Los Negritos, un lugar parroquial y gastronómico a partes iguales, donde la familia Saborido ha conseguido catapultarlo al templo culinario que es hoy día con una renovación en la última década que ha merecido bastante la pena.

José Antonio es el dueño actual del negocio, un negocio que albergaba el antiguo restaurante Becerra y que si bien mantiene el armazón primigenio ha sufrido lógicamente alguna remodelación donde no pueden faltar imágenes cofrades y piezas de jamón bellamente colocadas. Junto a Becerrita logra formar un buen tándem, un lugar perfecto donde celebrar comidas de cualquier tipo gracias a unos salones y comedores "señoriales" y unos veladores, que aunque escasos, son ideales para las noches de verano y los días de buen tiempo al sol.

La cocina en Entre Dos Hermandades es eminentemente de corte tradicional. Santo y seña de este local es su amplia variedad de tapas, medias y raciones y algunas de renombre como sus Papas aliñás estilo Sanlúcar (2,50€/7€) con su buen aceite de oliva, una papa tierna y jugosa que realza su color, huevo duro, perejil y melva canutera, unas papas aliñás como Dios manda y que pueden estar perfectamente en el podio de aliños de Sevilla. El jamón de bellota es usado para sus clásicos Huevos estrellados con jamón (14€) acompañados de patatas y pimientos del padrón, un soberbio y sencillísimo plato que desde la presentación apetece hincarle el diente. Y como colofón a sus platos estrella no debe faltar el San Jacobo de solomillo con jamón y queso manchego (14€) acompañado también de pimientos del padrón, verduras y patatas al mojo picón, una absoluta maravilla que no dejará indiferente a nadie.

Cazuelas de guisos, chacinas d.o. de la sierra de Huelva, Sartenes de huevos y salteados, Arroces y un grandísimo surtido de las costas andaluzas completan una carta para todos los gustos. A destacar entre su fritura las Ortiguillas de Chipiona (8€/12€), las Tortillitas de camarones al estilo Sanlúcar (3€ unidad), un clásico como la Cazuela de Gambas al ajillo (12€) y un Adobito sevillano casero (6€/10€) limpio, blanco y jugosísimo, de los mejores que he probado en toda Sevilla. Dejando al lado un servicio/atención algo áspero, Entre Dos Hermandades figura como una templo de la cocina andaluza, para amantes del buen comer y gente que no sólo vaya aquí por peregrinación. Un lugar al que ir, volver y repetir.


Dirección: Calle Recaredo, 13 (41003) Sevilla 

Teléfono: 954 539 347

Web

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.