El Trufante



Alcalá de Guadaira amanece otro día más animada y llena de vida, pese a la calor las terrazas están medio llenas y las ganas de salir a la calle persisten. Hacía un tiempo ya que no paraba por este pueblo "casi ciudad" para disfrutar de una buena comida y el establecimiento elegido fue el Restaurante Asador El Trufante, situado muy cerca de la autovía a Málaga, en una zona, la del Zacatín, reconocida fácilmente por la cercanía del archiconocido bar La Cochera. Una terracita muy apañada nos convence de que cojamos mesa fuera, buena sombra para un día acalorado.

El Trufante, tanto por fuera como por dentro, es un negocio de corte clásico, diría que hasta familiar, rústico en su interior y tranquilo y relajado en los veladores, no destacaría nada sobremanera pero da gusto el sosiego y la calma de disfrutar de un almuerzo en total relax. El equipo es joven, muy joven y su cocina va desde lo tradicional a lo mediterráneo, pasando por carnes a la brasa y un nutrido surtido de tapas, platos y raciones donde no falta casi de nada como ya veremos. Si vas buscando variedad y cantidad, éste puede ser uno de tus sitios.

Por recomendar así a botepronto propondría una ración de Ensaladilla de gambas al ajillo (6€) para empezar, fina y con un corte digerible amén de una buena cucharada de mayonesa, los "Pajaritos" o Codornices en salsa de manzanilla (4,50€), el Salpicón de marisco con mojama de Barbate (4,50€/7,50€), la pocas veces vista en bares Chistorra (3,50€) para bajarla con un buen bollo de pan y un amplio surtido de pescados fritos que van desde los Calamares, pasando por Chocos, Adobo o hasta Boquerones (todos 3,50€/8,50€) una completa invitación a saciarte con entrantes previo al plato "fuerte" del negocio, sus carnes.

Platos para compartir como el Salteado de alcachofas con langostinos (9,90€) o la Cazuela de habitas baby con jamón serrano (8,90€) no desmerecen para nada el conjunto. Aunque si había algo a lo que agarrarse fuertemente eran a sus carnes, y por ello pasamos de los pescados a la brasa, literalmente. La sorpresa fue que el punto de la carne no se logró, quedo algo chamuscada (una cosa es hecha y otra quemada), una pena de Solomillo de vaca retinta (16€) de unos 200 gramos, dura y seca. Y la carta en cuanto a carnes es abundante, hay desde Chuletones de vaca madurada (55€), Entrecot de vaca gallega (18,50€) o hasta T-Bone de vaca madurada (54,90€ casi 1 kilo) una oferta nada desdeñable, pero mejor si el acabado está a la altura, en nuestro caso no fue así y sintiéndolo mucho tengo que exponerlo.

En conclusión, puedo decir como puntos positivos la extensión de su carta que es rica y hace posible pedir prácticamente de todo, la cantidad de algunos platos/tapas, la atención y lo calmado de su ambiente, pero por contra nos llevamos una decepción en cuanto a la carne, máxime cuando es el motor principal. De todas formas es un sitio que convence para ir en familia o amigos y hasta con niños, un rincón para tod@s.


Dirección: Calle Mar Rojo, 1 (41500) Alcalá de Guadaíra 

Teléfono: 600 297 683 / 954 319 257

Página web

Carta completa

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.