Edesna



La búsqueda de cambio y de adaptación a las nuevas tendencias es lo que motiva muchas veces el cambio de rumbo en una empresa, algo así es lo que ha sucedido en el antiguo bar El Veintiuno, ahora convertido para mayor gloria en Restaurante Edesna, en pleno barrio de Triana, donde convive simultáneamente con pesos pesados como el restaurante Jaylu, locales exóticos como Akashito y ofertas menos elitistas como Salomón "el rey de los pinchitos". Esa mescolanza se está haciendo más visible en los últimos tiempos y Edesna ha llegado recientemente para quedarse y ampliar aún más la oferta culinaria de la zona.

Diferente, acogedor y servicial podrían definir este nuevo negocio que de la batuta de María José como anfitriona y de su hijo entre fogones, junto a un equipo joven y profesional han sabido darle una vuelta de tuerca a la cocina de tipo mediterránea y tradicional con algún toque moderno sin perder la esencia de lo que le gusta al cliente sevillano. Visualmente han mejorado mucho, la terraza es acogedora, usan manteles de tela, el servicio y la atención han ganado enteros y el salón interior al fondo es agradable y confortable, los tonos son cálidos, claros y cuidados, desmarcándose claramente de la propuesta anterior.

De su carta, sacar en claro que parte de un amplio abanico de tapas, raciones y platos, de clásicos y clásicos renovados, divididos en entrantes (fríos y calientes), principales, carnes, producto del mar y postres. No pueden faltar su buena Ensaladilla rusa y de gambas (3€/4€ respectivamente), Aliños de remolacha o de zanahoria (3€/5€), Espárragos de Tolosa con pipirrana (4€/8€/12€), Variado de croquetas de cola de toro, cocido y jamón ibérico (3€/6€/12€) o unos Champiñones Portobello con jamón (4€/8€/14€) así para iniciar como quien no quiere la cosa.

Lo mejor sin duda llega luego, una Delicia de aguacate con pulpo y langostino (7€/14€) aderezada con cilantro y lima, cual mejicano se trate, estrella de la carta, a eso le añadimos unos Raviolis de calabacín (12€) con salsa arrabbiata y queso ricotta, todo muy italiano, Tartar de atún y de salmón o una destacable fritura que quita el "sentío" en forma de Puntillitas, Tiras de calamar y Boquerones (6€/10€) estos últimos abiertos y sin espinas y con un simple y delicado velo de fritura. De sevillanas maneras se puede acabar con un Atún encebollado (7€/12€), Chipirón plancha con arroz negro (8€/12€), o si se prefiere carne bien su Solomillo al whisky o Lagartito ibérico (8€/12€). Para golosos, mención aparte para su Granizado de sandía, lima y menta al cava (5€) o la Crème brûlée (5€) con su característica fina capa de caramelo. 

Salir por Triana y decantarse por un sitio para tapear reconozco que va siendo ya cada vez más complicado debido a su buena calidad y variedad, negocios como Edesna vienen a fortalecer esa idea y poner otro granito de arena más al crecimiento gastronómico del barrio. Un lavado de imagen brutal y subiendo, buenos precios, confortable en todos los sentidos y magníficamente atendidos, volver es algo que de seguro haré en breve.


Dirección: Calle López de Gomara, 21 (41010) Sevilla

Teléfono: 601 348 709

Página Web

Carta completa

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.