Depikofino



Los clichés de los gastrobares han marcado tendencia sobremanera en los últimos años en la ciudad, una nueva corriente se apoderó de Sevilla en cuestión de poco tiempo sembrando negocios de estilo similar con una cocina que rompía esquemas allá donde pisaba. Esta cocina que abrazaba la vanguardia y mezclaba sabores encontró en Depikofino a uno de sus, diría, primeros exponentes, un lugar que ha sabido granjearse un nombre y que ha remado contra viento y marea en una zona de alta competencia como es Nervión/La Buhaira.

Daniel Redondo, su jefe de cocina y copropietario junto a Florencio Ortiz, han dotado de innovación al local, incluyendo una reciente reforma de sus instalaciones. Los galardones que han ido cosechando no es producto divino o del azar, esos premios delatan el buen hacer y el progreso constante que sale de sus fogones y del equipo que le acompaña en su día a día. Depikofino cuenta con una terraza muy acogedora frente a los jardines de la Buhaira en lo que era la entrada a la antigua plaza de toros la Monumental; en su interior, quizás más propio de una bodega que de un moderno gastrobar por su aspecto, proliferan las mesas bajas dotándolo de un aire más relajado que otros bares de su estilo.

La carta la componen 25 especialidades, en formato tapa y plato, más unas cuantas sugerencias del día. A primera vista resulta llamativa por el uso de productos no muy explotados (caso del esturión, los puerros o la codorniz), por la mezcla y la fusión de sabores y algunos originales emplatados. Para empezar, sinceramente, nada mejor que un Salmorejo de mandarina (3,80€) una de las mejores sopas frías que he tomado en la ciudad. No faltan tapas deslumbrantes como su Aguacate asado con César y tierra de Inés Rosales (4,90€/9,80€) o las Papas aliñás con gambas de cristal fritas (6,50€) perfectas para acompañar.

Notable el Socarrat de marisco (4,50€/9€) con gambones y salsa chipotle que acompaña a la perfección al arroz, no desmerece tampoco en absoluto el Cus cus con conejo, coco y Ras Al Hanout (4,80€/9,60€) poderoso en raíces árabes o los Pestiños crujientes de gambón y queso (3,50€ unidad). En el apartado de pescados mucho por descubrir, empezando por un Esturión con migas y mayonesa de adobo (4,50€/9€), un Lomo de corvina con carbonara de mortadela (4,50/€9€) o hasta un delicioso Atún rojo al whisky (6,50€) cortado en dados y sobre una base de patata. La última parada, las carnes, con especiales menciones a la Pluma asada con parmentier (5,50€/11€) con salsa de ostras y huevas de trucha o la Codorniz asada a baja temperatura (5,50€), ganadora del certamen Sevilla Tapas Week y que conquistará por su imagen.

Una cocina que yo llamaría anti-genérica, hecha a medida de descubridores y arqueólogos gastronómicos, que tengan un "pico fino" y ganas por ver evolución en la hostelería. Precios totalmente asequibles, buen tamaño de tapas, mucha imaginación y toneladas de personalidad son las señas de este negocio, ¿te lo vas a perder?


Dirección: Avenida Eduardo Dato, 29 (41018) Sevilla 

Teléfono: 954 532 957

Página web

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.