Decuchareo 28



Escasean las antiguas casas de comidas por nuestro entorno gastronómico de la ciudad, por suerte en tiempos venideros se han apuntado a esta nueva oleada algunos locales que han rescatado la buena cocina casera de mesa y mantel. Uno de estos maravillosos ejemplos nos lo trae Decuchareo28 de la mano de Anselmo y Cristina . 

Producto auténtico, de calidad, producto de temporada, te sientes como en casa dentro del restaurante. Sin terraza ni veladores pero con un salón lo bastante grande y llamativo en tonos blancos y verdosos que lo dotan de un ambiente cálido muy propio para un almuerzo o cena. Las tapas dejan paso a una carta de platos y raciones generosas donde se combinan los mejores guisos de siempre con el mejor cuchareo, las carnes y los ibéricos... en definitiva el buenhacer tras la pequeña barra marca la diferencia y la verdad sea dicha, se nota.

No hay nada como dejarse aconsejar por Anselmo, si no se pide con cuidado lo más probable es que nadie sea capaz (al menos mucha gente del sur) de acabarse todo el ágape. Aquí se viene a comer de lo lindo y en su variadísima carta encontraremos de todo un poco. Nuestro almuerzo se componía de una irresistible Ensaladilla de gambón y erizo, uno de los entrantes estrellas del restaurante, bañada en mayonesa de algas , fresca, sabrosa e impregnada de sabor a mar, lo mismo que el guiso que vino después, todo un Potaje de garbanzos y galera, unos garbanzos la mar de tiernos haciendo una perfecta combinación con ese crustáceo tan poco valorado en lo culinario pero que en los últimos años se le está aprovechando el juego que tiene, quizás el mejor plato de la comida. Entre sus carnes nos decantamos por el peculiar Cachopo con relleno de jamón, queso, pimientos y espinacas, sin empanar, gigantesco, muy tierno en el corte y más al degustarlo, una verdadera sorpresa.

Para los que anden descubriendo cositas diferentes decir que son especialistas en casquería, mollejas o codillo y si sois del bando de los sabores más tradicionales no debéis perderos sus Croquetas de puchero y de Huevos fritos con chistorra o la Carrillada de buey. Calidad y buena mano por encima de todo, es innegable que lo que se va a comer en Decuchareo28 es casero, casero, el producto lo vale. Aquí no hay medias tintas, todo auténtico y al servicio del comensal, una muy buena propuesta si andas por el centro y quieres recuperar sensaciones que creías perdidas.


Dirección: Calle Pedro del Toro, 12 (41001) Sevilla 

Teléfono: 955 671 055

Web 

Carta 

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.