Coolantro



Un bar donde pasan cosas, así reza el sobrenombre de este coqueto lugar próximo a la Alameda que ya va camino de su quinto año de apertura desde que lo hiciera a finales de 2016. Coolantro es un mix entre "cool" y "antro" y también "culantro" que vendría de la palabra cilantro, toda una declaración de intenciones porque su dueño Manuel Macías comparte gusto no sólo por la gastronomía sino también por el arte, y en este lugar hay cabida para eventos y exposiciones de pintura o de fotografía. Fantástica zona por otra parte para unir estas dos bellas pasiones.

Centrándonos en el local, Coolantro es un reducto pequeño, con un salón interior dividido entre la barra a la derecha y mesas bajas a la izquierda, al estilo Cañabota, y que cuenta con una limitada terraza que suma alguna mesa más. No se trata de un restaurante, sino más bien de un bar/abacería, un punto de encuentro de gente a la que les motive la cocina, los eventos, el socializar... Aparte de su fachada animosa, colorida y el buen ambiente, destaca cómo no, una cocina fresca que se mueve entre lo tradicional y lo actual y en donde no hay cabida para fogones ni plancha, algo diferente a lo que se suele ver, una cocina hecha al momento y siempre con fueras de carta disponibles.

Aquí puedes encontrar desde un buen picoteo, como así lo atestigua su chacina y queso al corte a unos precios bien avenidos (3€, 6€ y 10,50€ la tabla variada) quesos suaves como la Torta extremeña, Payoyo gaditano semicurado y manchegos añejos como el Ocaña. Pero no acaba ahí la cosa, no pueden faltar el laterío y conservas gourmet ni unos entrantes fríos que entran por los ojos por su originalidad y colorido como el Aliño granaíno (3,50€/7€) con pimiento del piquillo, bacalao y naranja o la Ensalada Coolantro (7€) que lleva pera, tomate seco, nueces y queso cremoso. Mención aparte para su reducida pero apañada oferta de Panes: Artesano, Marinero y Vegetal (7€) con productos novedosos para una tosta como pueden ser pasas al PX, pavo asado, algas, arándanos, berenjena o tofu en aceite... ¡ahí es nada!

Aunque si hay un plato por encima del resto ese es sin duda su Tartar de atún (7,80€) que sí, que hay muchos y lo sabemos todos, pero este atún macerado en soja y worcestershire es inigualable y muy sabroso, el tomate y el aguacate le añaden si cabe más frescura, una delicia para el paladar. Interesantes también son su Salmón Tzatziki (6,90€) al horno y acompañado de zanahoria, los Piquillos rellenos de carne de toro (4€/8€) guisados al vino tinto o el Steak tartar de buey (7,80€). Para acabar podemos encontrar emparedados al más puro estilo oriental con los semidulces Gwa Pao (3,30€) panes bao de pringá, de chicharrón y de ahumados o una Hamburguesa de ternera (4,90€) que recuerda irremediablemente a la clásica Big Mac por su parecido y logrado sabor, en pan brioche y con compota de cerveza propia, riquísima.

Sin ser amplia la oferta sí que es variada, es un sitio donde comer sin prisas, a unos precios realmente llamativos, nada prohibitivos. Sin salir de los límites de la Alameda sí que se puede probar algo diferente y de calidad, Coolantro bar consigue lo que otros no pueden: aunar relación calidad/precio de manera excepcional dotando a todo de personalidad y buen hacer.


Dirección: Calle Joaquín Costa, 10A (41002) Sevilla

Teléfono: 667 593 171

Página Web

Carta

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.