Brutal



Triana casi siempre se ha caracterizado por bares que funcionan gracias al "boca a boca", independientemente de que sean de cocina tradicional o moderna, un barrio hecho a su manera y que agarra todo lo bueno que va floreciendo en él. Bar Tribuna fue y sigue siendo uno de los triunfadores, un sitio donde es difícil ver mesas vacías, y que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Manuel Aragón, su propietario, no se lo pensó dos veces cuando la antigua cafetería Don Diego, con más de 40 años de servicio, cerró sus puertas tras el verano de 2020 para poner la primera piedra de lo que sería su nuevo proyecto, Brutal, abierto hace poco más de un mes, perfecto enclave para dar esa misma calidad, prestación y buen servicio a sus clientes tan característica. En definitiva, una prolongación igual de exitosa que en el Tribuna.

Se ha aprovechado todo el antiguo espacio de la cafetería para dotar al nuevo negocio de unos veladores muy agradecidos y un salón comedor interior espacioso y acogedor incluyendo una barra enorme. Si en Tribuna tuvieron que ampliar y coger más espacio, aquí en Brutal eso ya lo tienen de inicio. Una de las particularidades de las cuales no han dejado pasar ocasión es el incremento del horario de cocina, y es que se puede desayunar desde bien temprano hasta pasar la sobremesa después del almuerzo. La gente del barrio ya los conocen y aprovechar este tirón ha sido fundamental para la buena y pronta acogida del nuevo establecimiento.

La carta ofrece algunas cosas novedosas respecto a Tribuna, aquí no hay tanta afinidad a cervezas de importación y la comida es algo más clásica. Tapas y platos a precios justados donde cabe de todo, desde aperitivos como la Ensaladilla de la casa (2,50€/6€) a Camembert rebozado (3,50€ unidad), platos a compartir como el Risotto de shitake y pato (9€), el Revuelto de tagarninas con virutas de jamón (8€) o el Cachopo asturiano de vaca (10€) todos ellos muy recomendados y que sacian el apetito. No puede faltar el pescado frito como el Bacalao o los Chipirones fritos (3,50€/7€) o novedades como el asombroso Atún de aleta amarilla con fon de algas (4,50€) a semejanza de un tataki, buenísimo.

Más especialidades que no deben faltar son sus Alcachofas confitadas con huevo de codorniz y lascas de jamón al grill (4€) o el Brulée de rabo de vaca y queso Idiazábal (6€) de lo más reconocido de su cocina que a buen seguro continuarán en los sucesivos cambios de carta. Para terminar un buen repertorio de carnes a la brasa, entre los 400 gramos y el kilo de Chuleta, Lomo alto o Lomo bajo de vaca gallega, amén de su Hamburguesa de buey certificada (8€)...

Muchas opciones, un variado etcétera que acaba de aterrizar como quien dice y que nos brindará muchos días de terraceo y de experiencias gastronómicas. Brutal ha llegado para quedarse.


Dirección: Calle Esperanza de Triana, 24 Local 1 (41010) Sevilla

Teléfono: 955 389 675

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.