Bar Guadalquivir



A las orillas del transcurso del río Guadalquivir, frente al pleno paseo fluvial en el municipio coriano nos encontramos con el Bar Guadalquivir, en la misma entrada del pueblo, imposible perderse. María Dolores y su equipo llevan al frente de este local por diez años y su cocina se ha hecho un hueco entre los vecinos por sus populares arroces, carnes a la brasa y un grandioso surtido de tapas/raciones a excelentes precios; lo tradicional y lo casero marcan las pautas de su propuesta gastronómica, no exenta de algún pequeño detalle innovador como veremos después, pero manteniendo el gusto por una cocina clara, sencilla y directa.

Un lugar amplio, que cuenta con una terraza animada, con buena cantidad de mesas, algo de sombra (aunque si se puede elegir, mejor su comedor). Una zona donde da mucho el sol pero que también dispone de un interior grande, apto para cualquier tipo de celebración y con una atención modesta y cercana. No será de lujos ni falta que hace, pero la sencillez y el compromiso de esta gente está por encima de muchos otros que se dan palmas en el pecho.

De la carta son conocidas entre la clientela sus tapas tamaño grande, pero en mi opinión no llegan a serlo del todo, al menos no en todos los casos. Se ven generosas, caso de su Ensaladilla de atún (2,80€) pero en otras se ve hasta algo reducidas como sus Champiñones rellenos con jamón y salsa cheddar (3€), de lo que sí hacen gala son de unos precios casi sin oposición, al igual que en sus platos, que rara vez sobrepasan los 7€ (si exceptuamos los arroces). Recomendable su Tomate aliñado con atún (2,80€/5,50€) y los Chanquetes con huevo y pimientos fritos (6,80€) que siempre vienen bien para abrir boca y cuando el hambre aprieta.

Toques creativos pueden verse en sus Croquetas de setas con alioli de pera (3€/6€) y en el Serranito "a mi manera" (4,50€) una suerte de serrano de toda la vida, esta vez enrollado y con una salsita de ajos que lo hace muy jugoso. Completan el menú varias Sartenás (5,50€/6,50€) con chorizo, solomillo o hasta codorniz desmenuzada, seguidas de carnes a la brasa tanto en tapa como ración donde sobresalen la Pluma ibérica (3,70€/9€) o el Solomillo al whisky (3€/6€) y unos Arroces que quitan el sentío: Arroz marinero, de Presa y boletus, Arroz negro con chipirones (11,90€/persona cada uno) y hasta Arroz con bogavante (15,50€/persona).

Y me dejo sin nombrar decenas de tapas y platos, en su mayoría fritos, que hacen que la oferta del bar Guadalquivir sea variada a la par que atractiva. Coria del Río es uno de esos pueblos donde merece la pena ir si te gusta la buena cocina, sitios hay a decenas, que van desde lo tradicional a lo innovador, para los amantes de lo primero aquí tendrán un buen lugar de reunión: amplio, económico y diverso. Más vale echarle un guante.


Dirección: Calle Batán, 97 (41100) Coria del Río

Teléfono: 657 212 127

Redes Sociales

19Feb
26Feb
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.